martes, 6 de junio de 2017

El lento bagaje de la arena


Para conservar el lento bagaje de la arena
aguardo, sin prisa,
la fértil madurez de las palabras.

Para conservar el lento bagaje de la arena
reservo un renglón vacío
donde se quiebre,
mi último silencio.

Para conservar el lento bagaje de la arena
olvido la tristeza del viejo amante,
la caída de los inviernos
y reservo una última caricia
con el nombre de tu boca.


(fotografías y poema de J. Blesser)

8 comentarios:

MaRía dijo...

Hay nombres que siempre perduran
y entre las arenas hacen brotar un oasis de sensaciones


un besito

Prozac dijo...

Hay nombres que ni una tormenta de arena pueden borrar. Hay nombres atemporales. Hay bocas que merecen la última caricia.

Un beso

MuCha dijo...

Me encanta tu lugar gracias por compartir

María Germaná dijo...

Un placer conocer tu casa.

Un abrazo

AtHeNeA dijo...

Hay vacíos que conservan toda la desnudez de nuestro aliento.
Hay palabras que las dibuja el pensamiento.

Un abraz☆

A. dijo...

La vida, a veces tan bella.

:)

Un beso, J.

MartinaH dijo...

No hay prisa para el bagaje de la arena, ni para la comprensión de las palabras, ni para el mismísimo reloj de arena.

Un besoh sin tiempos.

RECOMENZAR dijo...

Me disfruto cuando te leo. Me encantas con tu magia del despertar