lunes, 24 de julio de 2017

Tiembla


Tiembla el agua.
Encuentro soledad,
acabo huyendo del bosque; de sus árboles.

La madurez del añil a mis espaldas
es el desvelo que prolonga cuanto me queda.

¿Donde encontrare la firmeza,
la incomoda firmeza que he olvidado?

De nuevo tiembla
y ya no es agua,
solo es ella desnuda
entre la greda.


(fotografía superior y poema de J. Blesser)
(la fotografía inferior ha sido cedida por una seguidora de este blog)

7 comentarios:

María Perlada dijo...

Desnuda encontrando en tus letras el desvelo de una espalda cubierta de deseos.

Besos.

Prozac dijo...

Dentro de ti encontrarás esa firmeza.

Bendita lluvia que todo lo limpia.


Un beso

AtHeNeA dijo...

Siempre reposa sobre la piel,
Siempre, la firmeza, es brújula propia que lucha contra el desdén

Siempre somos frío, rio, cielo y sombra,
... haciendo de la luz destello de amanecer.

Abraz☆ de luz

MaRía dijo...

Hay lluvias que empapan
unas sanan y otras desangran
cuestión de equilibrio dicen
y para eso hay que ser un buen
funambunista; asumiendo riesgos
frente al abismo de una mirada


un beso

dijo...

La firmeza se puede dormir en ocasiones cuando más se necesita,pero escucha el sonido de la lluvia,la que arropa,la que da frescura a la noche,la que suena a vida.
Besucos

RECOMENZAR dijo...

Y sigue la lluvia...
y sonrío
es verano de locuras
Soy feliz querido!!!
chau

RECOMENZAR dijo...

Jaime ¿Está lloviendo ahora?
Por aquií el calor arrasa...
abrazo